APPLE PIE and LOVE

Mi chico y yo cumplimos nuestro primer aniversario de novios ayer. Me levanté a las 8:30 a.m. habíamos quedado de vernos como a las cuatro para comer en un lindo restaurante. Me bañé, chequé una y otra vez la receta del pay de manzana que le iba  a hacer, y salí a las once de la mañana en busca de los ingredientes. Nunca había hecho un pay, y apenas y puedo manejar bien el microondas, pero pude conseguir todos los ingredientes y a la 1:00 me encontraba preparando el pay en la cocina de mi casa.

Lo primero fue cortar y pelar las manzanas, creo que esa fue la tarea más difícil de todas, sólo porque se llevó más de mi tiempo de lo que creía; después prepararlas con canela y azúcar, no sabía si a mi novio le gustaba la canela, pero lo pensé muy tarde. Preparar la masa y meterla al horno; tuve algunos inconvenientes con la masa, pero mientras la hacía pensaba en lo bien que me quedaría el pay y cuanto le gustaría a mi novio.

Sin embargo, 15 minutos después de que el recipiente con la masa estuviera en el horno, ya estaba un poco quemada y había crecido demasiado, la saqué cómo pude y un poco triste pensé en cómo podría solucionar aquello.

Mientras pensaba en lo tarde que se me hacía y en la solución a mis problemas, empecé a preparar la otra parte del relleno, queso philadelphia, crema ácida y azúcar (al final me di cuenta que nunca agregué el azúcar) al terminar pensé ‘’ ¿Por qué no cortar la orilla quemada?’’ ¡LISTO! Todo lo tenía resuelto, mi humor había cambiado, pensé en que todo tenía solución… hasta que lo junté todo, la masa, el relleno y las manzanas…

Lo que había preparado para nada era un pay de manzana.

Conclusión: cuando sigas una receta, esta nunca quedará igual a la imagen, así que no te des por vencido, juega un poco con las ideas, y los ingredientes, al final algo bueno puede salir de ello. No importa lo mal o bien que quede, lo importante es terminar y entregar todos tus sentimientos en ello.  (:

Nuestro aniversario fue muy hermoso, él se comió mi ‘’susodicho’’ pay, con todo su amor. Aun cuando los dos sabíamos que sabía feo, él me sigue sorprendiendo y yo lo sigo amando. Algún día prepararé un mejor pay de manzana para él, pero por el momento aquí les dejo la imagen.

Ciao!